La herramienta definitiva para ajedrecistas profesionales y aficionados, gratis Tablas de Finales .   
  1. Introducción.
  2. Construcción de las Tablas de Finales.
  3. Uso de las Tablas de Finales.
  4. Enlaces de interés.

Introducción.

"El estudio del Ajedrez debe empezarse por el final", esta frase, de Raúl Capablanca, enfatiza la importancia de esta fase del juego. De poco sirve adquirir ventaja en la apertura, o en el medio juego si luego no se sabe que hacer con ella para rematar la partida. Esto es algo que durante algún tiempo le ocurrió a los programas de ordenador y que permitía a los humanos albergar la esperanza de que podrían mantener la supremacía sobre las máquinas, todo el mundo sabía que las máquinas eran muy flojas en el final. Durante el final de la partida el balance “material” suele mantenerse estable y las consideraciones estratégicas, validas en la apertura o el medio juego, pierden su significado lo que desorienta notablemente a los programas. Salvo que el mate aparezca en el horizonte de calculo del programa, este no sabe como continuar la partida. Aún así, los programas ganaban muchas partidas porque en el medio juego podían obtener mucho material y no necesitaban llegar a un final propiamente dicho.

La situación cambió cuando Ken Thompson (¡El inventor del lenguaje de programación C!) aplicó una idea conocida en otras disciplinas: la "marcha atrás". Los problemas que consisten en obtener el camino optimo entre un punto de partida y otro de llegada (programación dinámica), se resuelven situándose en el punto de llegada y construyendo la senda optima "marcha atrás". En términos ajedrecísticos, se trata de: a partir de las posiciones de mate (o de tablas), ir deduciendo las posiciones que conducen a ellas en un movimiento, dos, tres, etc. Todas estas posiciones se registran en una base de datos junto al número de movimientos necesarios para alcanzar el mate (o las tablas). Esta base de dato se conoce como Tabla de Finales, o "Table Bases" en inglés y que a partir de ahora escribiremos como TB. También es frecuente la denominación Tablas de Nalimov, porque Eugen Nalimov diseño un formato, para registrar las tablas, muy eficiente y práctico para su uso en programas.

La forma de utilizarlas es muy sencilla, dada una posición, se busca en la TB y si se encuentra, se sabe de forma exacta, cual será el resultado de la partida y el número de movimientos mínimos para alcanzarlo, si ambos bandos realizan siempre las mejores jugadas.

En la práctica, no se dispone de una sólo TB, si no de un buen número de ellas. En primer lugar, las TB se clasifican por el número de piezas presentes en el tablero y en segundo lugar, por cuales son este tipo de piezas. Las TB de dos piezas no existen ya que serían todas las posiciones de Rey contra Rey, que siempre son tablas. Las TB de tres piezas ya son interesantes, además de los dos Reyes, hay otra pieza en el tablero, hay 5 de estas tablas (indicando las piezas por su inicial en inglés): kqk, krk, kbk, knk y kpk.

Para cuatro piezas ya hay 30 TB, y para cinco y seis piezas son muchísimas más, pero no todas se han construido, porque aquellas que suponen un desequilibrio material abrumador carecen de interés práctico, por ejemplo, los finales de Rey y tres torres contra Rey, o Rey y cuatro Damas contra Rey no valen la pena el esfuerzo de crearlas y almacenarlas. Hay que tener en cuenta que los finales de seis piezas ocupan más de mil Gbytes (1.150 Gbytes).

Cada uno de estos finales se guarda en dos ficheros, normalmente comprimidos, uno para posiciones con el turno de juego de las blancas y otro para el de negras, cuyo nombre se construye a partir del tipo de final que contiene, por ejemplo, los ficheros para el final de Rey y Alfil contra Rey son: kbk.nbw.emd y kbk.nbb.emd.

En las aplicaciones que pueden utilizar las TB, generalmente, existe una opción de configuración en la se especifica la carpeta, o carpetas, del PC en la que se encuentran estos ficheros. El Visor de InterAjedrez, permite utilizar las TB por si mismo (ver aquí) y la configuración se realiza a través del botón "Configurar opciones", en la pestaña "Finales":

Se puede especificar hasta cuatro carpetas. En la imagen anterior se han especificado tres, que son las que contienen las TB de 4, 5 y 6 piezas, respectivamente.

Hay que destacar que esta es la configuración del Visor para el uso directo de las TB con él mismo. Si se quiere que los motores (módulos de cálculo) a emplear en el Visor también usen las TB, hay que configurar, uno a uno, cada motor por medio del botón “Módulos de cálculo”, que conduce a la ventana:

Construcción de las Tablas de Finales.

Como ya se ha mencionado, las TB se construyen mediante un procedimiento de "marcha atrás" que, a grandes líneas, es el que se describe a continuación. Supongamos que se trata del final de rey y torre contra rey.

  1. Se generan todas las posiciones posibles que contienen estas tres piezas, es decir, se distribuyen estas tres piezas, sobre el tablero, de todas las formas posibles.

  2. Se eliminan las posiciones ilegales, de acuerdo con las reglas del ajedrez, por ejemplo, aquellas en las que los reyes están contiguos.

  3. Se extraen todas las posiciones en las que el Rey negro está mate y se registran con la etiqueta de mate en 0.

  4. Se extraen todas las posiciones en las que el blanco puede dar mate en uno, es decir, todas aquellas en las que con un solo movimiento de las blancas se llega a una de las posiciones extraídas en el paso 3. Estas posiciones se registran como mate en 1.

  5. Se extraen todas las posiciones en las que sea cual sea el movimiento del negro, el blanco puede realizar un movimiento que da lugar a una de las posiciones extraídas en el paso anterior. Estas posiciones se registran como mate en 2.

  6. Se repite el proceso hasta que no es posible extraer ninguna posición. Las que resten en ese momento son posiciones de tablas.

Para generar las TB hay que seguir un orden, primero deben generase las de menos piezas, para que estén accesibles cuando se generan las TB de más piezas. Así cuando, por ejemplo, al generar una TB de cinco piezas, se produzca una captura, se puede consultar la correspondiente TB de cuatro piezas. Por la misma razón hay que generar antes las TB de piezas, que las de peones, ya que estos últimos pueden coronar y pasamos a una TB de piezas.

En el proceso real de construcción y para reducir al mínimo el tamaño de las TB, se hacen intervenir consideraciones de simetría, por ejemplo, algunas posiciones son imagen especular de otras, así como otra información sabida a priori, como que los peones blancos nunca pueden aparecer en la primera fila, etc.

Uso de las Tablas de Finales.

La aparición de las TB ha supuesto eliminar el punto flojo de las aplicaciones que juegan al ajedrez (si bien es cierto, que la gran potencia de los PC actuales ya había mitigado el problema), de forma que hoy juegan los finales mucho mejor que cualquier GM. Los juegan de forma totalmente exacta y empleando muy poco tiempo. El tiempo de acceso a las TB es de centésimas de segundo, incluso de milésimas, cuando las TB se ubican en memoria RAM (El programa Shredder usa una versión muy comprimida de las TB de cinco piezas que puede ubicarse en memoria RAM).

Los Laboratorios Bell tienen una página Web en la que se pueden practicar finales que dice: "Play chess with God.” (Juegue al ajedrez con Dios) haciendo referencia a la perfección del juego basado en las TB.

Pero las TB también se pueden usar como una ayuda inestimable en la construcción de problemas y estudios. Esto ha dado lugar a una nueva versión de la controversia sobre el uso de los programas de Ajedrez. Los que ponen el acento en el carácter artístico y lo que supone de creación humana, están totalmente en contra. Por contra, a los que les preocupa más por el producto final y su calidad, sea en belleza o de otro tipo, no ponen reparos a la forma en que se obtuvo.

Finalmente, no puedo dejar de mencionar un articulo que se publico en la Web de Chessbase hace algunos años. No he podido recuperarlo pero recuerdo el elemento esencial del mismo. Se había empezado a construir las TB de seis piezas y se encontraron posiciones que terminaban en mate después de largas secuencias de movimientos, de más de 200, con la particularidad de que comenzaban con una jugada única, cualquier otra jugada de inicio conducía a tablas. Lo más inquietante es que esa primera jugada, no tiene nada de especial a los ojos humanos, nadie es capaz de dar una razón de porque esa jugada es la buena y las otras no, del tipo, "se apodera de una casilla vital", "corta el paso...", etc.

A falta de aquel artículo, veamos este otro ejemplo. Si se consulta, en las TB, la siguiente posición (8/K7/2nn4/8/8/1B1k4/1R6/8 w - - 0 0):

Se obtiene que la jugada 1. Ka6 conduce al mate después de 238 jugadas (475 movimientos), mientras que las otras dos jugadas posibles: 1. Ka8 y 1. Kb6 permiten a las negras obtener tablas.

La posición final, tras las 238 jugadas, es la siguiente:

Desde luego estamos ante una dimensión cósmica del ajedrez, hemos tenido conocimiento de objetos estelares que se encuentran a unas distancias que resultan totalmente inconcebibles para nuestras mentes. ¿Cuántos miles de millones de años de evolución serán necesarios para que aparezca una mente capaz de anunciar mate en 238?, ¿nos habremos extinguido antes?, para entonces ¿con cuanta anticipación anunciarán el mate las máquinas?.

Enlaces de interés.

En Internet se puede encontrar mucha información sobre las TB, aquí sólo incluimos cuatro referencias básicas:

La Wikipedia es un buen punto de inicio con numerosos enlaces:

http://es.wikipedia.org/wiki/Base_de_datos_de_tablas_de_finales

Para descargar gratuitamente los finales de 3, 4 y 5 Piezas:

ftp://ftp.cis.uab.edu/pub/hyatt/TB/3-4-5

La descarga de los finales de seis piezas, por su enorme tamaño (1.150 Gbytes) es más compleja, el mejor lugar para comenzar es:

http://kirill-kryukov.com/chess/tablebases-online/

También es posible consultar las TB a través de Internet, una página muy buena es la siguiente:

http://www.k4it.de/index.php?topic=egtb&lang=en